f t p i gp

Bonita

¡Hola!

Sabemos que la belleza de una mujer es una cuestión tanto interna como externa, pues si falta una de las dos, tarde que temprano puede llegar a sentirse incompleta. Ser bonita físicamente hablando no implica necesariamente que se cuente con todos los atributos que destaca o resalta cierto estereotipo de belleza. Dicho de otra forma, no es necesario ser una top model para ser hermosa, ya que todos los rasgos físicos que no responden a los cánones de belleza nos hacen únicas, y ese sello personal, particular, puede hacernos mucho más atractivas que cualquier mujer con las medidas perfectas.

Todas esas mujeres que son bellas desde adentro, es decir, por su forma de ser y de actuar, no nacieron con esa cualidad, pues la personalidad no es algo que se hereda, incluso cuando, en gran medida, sea el reflejo del conjunto de enseñanzas o principios que nos inculcaron nuestros padres. Recuerden que toda mujer auténtica se reconoce como dueña de sus actos y, por lo tanto, sabe que es la autora intelectual de la belleza interior que la distingue y la distinguirá por siempre, pues este tipo de belleza no se agota como la belleza física, al contrario, puede crecer tanto como se quiera.

Así pues, el buen carácter también se construye, y nuestras relaciones interpersonales se fortalecerán siempre que nos basemos en valores o principios tales como el respeto, la comprensión, la tolerancia y la solidaridad, pues estos promueven o propician una convivencia sana, independientemente de si el vínculo que se tiene con equis persona es o no cercano. Recuerden el siguiente dicho: “trata como quieres que te traten”. Si somos cordiales, es muy probable que se dirijan a nosotras de la misma forma. No podemos esperar una respuesta amable cuando no preguntamos las cosas en el mismo tono.

Por otro lado, no olviden que una sonrisa nos puede abrir las puertas del cielo. Lo que proyectamos puede llegar a determinar cosas importantísimas, incluso antes de dar inicio a una conversación. Pero, ¿cómo logramos tener una actitud positiva? Lo lograremos construyendo el bienestar propio. Ya saben que para estar bien con los demás primero debemos estar bien con nosotras mismas. Una mujer que nos transmite calidez es siempre una mujer más linda que, aunque piensa primero en ella, nunca deja de preocuparse por los demás y por su entorno.

No es cierto que las mujeres guapas son egoístas, o que no son inteligentes, todo lo contrario, una mujer que sabe, que se interesa por conocer todo lo que está a su alrededor, puede ensanchar sus horizontes y tener una visión siempre más humana de las cosas.  Además, una mujer inteligente sabe sacarle el mejor provecho a las cosas, sabe perfectamente cuáles son sus fortalezas y cuáles son sus debilidades, por eso siempre obtendrá algo bueno hasta de las peores circunstancias.

Una mujer hermosa e inteligente sabe que su papel en la sociedad es imprescindible, por eso siempre se preocupa por los demás, sabe que el bienestar de los otros también acarrea el bienestar propio. Una mujer bonita también es una mujer empática, pues es capaz de ponerse en los zapatos del otro para ofrecerle su punto de vista o para ayudarlo a resolver sus problemáticas.

Una mujer bonita es la amiga que te brinda su apoyo de manera incondicional, y nunca hará nada que te afecte para mal, en ningún momento y bajo ninguna circunstancia. Incluso cuando no pueda ayudarte, siempre estará ahí para escucharte.  Si eres de esas amigas divinas que corren a ayudar a su best friend siempre que lo necesita, te damos las gracias por hacer de este mundo un mundo mejor. Nadie olvidará esas anécdotas en las que como amigas nos reuníamos para decidir qué nos íbamos a poner para lucir más sexys en nuestra primera cita con el chico que más nos gustaba en la universidad.

Siempre podemos lucir más guapas con nuestro outfit para la oficina, pero no olviden que también deben lucir bellas aunque no vayan a salir de sus casas, quién sabe si un día tienen que abrirle la puerta a alguien que puede convertirse en el amor de su vida. Recuerden que no sólo deben verse bien para atraer al amor, también deben construir una imagen de sí mismas que le encante.

Que nadie les diga que la belleza no es su fuerte, aquel que dice algo así es porque no ha conocido la esencia de la belleza. Una obra de arte puede parecernos más hermosa que nada y conmovernos al punto de casi derramar una lágrima inclusive cuando lo que presenta sea algo que otras personas no consideran digno de admirar.

A veces nos abruman los parámetros de la belleza, y nos obsesionamos con alcanzar medidas que muchas veces no pueden lograrse porque nuestra complexión es totalmente distinta a la que tiene la chica del espectacular. Y es que la belleza es uno de los principales valores en nuestra sociedad, quizá por eso los estándares sean tan altos. Sin embargo, no todas podemos ser como los maniquís de los aparadores de las tiendas. Ser una mujer súper bonita físicamente tampoco es sinónimo de superioridad, por más que nuestra cultura le dé un peso tan grande a la imagen.

Sabemos que nuestra imagen dice mucho de nosotras, así como sabemos que cuando cualquier persona nos mira inmediatamente evalúa si somos o no mujeres atractivas. Y aunque no podemos dejarnos guiar por las apariencias, es muy cierto que la primera impresión cuenta mucho, o más aún, determina si se vuelve o no a ver a la persona en cuestión. Por eso, creemos que puede ser muy grato ayudarnos a ser más bonitas y vivir una vida más feliz, rodeadas de gente hermosa! No dejen de escribirnos tanto sus comentarios como sus inquietudes o incluso sus experiencias!

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar

¡Suscríbete!

 

¨Si te quieres enterar de las últimas noticias de nuestro blog, te invitamos a ser parte de la comunidad kipcool¨

×