f t p i gp

Sé feliz y ríete de ti o contigo misma

Sé feliz y ríete de ti o contigo misma

¡Hola! Ya es viernes y seguro estás que brincas de alegría… Pero si no es así y andas un poco decaída o estresada, checa este video súper gracioso:

No es que tengas que prender tu webcam también para jugar con los efectos especiales y reírte hasta que te duela el estómago, aunque lo puedes hacer, seguro te divertirás a lo grande como la chica del video. Pero sí te puedo decir que para ser feliz, es mucho más útil tomar las cosas graciosas de la vida, y hasta las que no lo sean, convertirlas en eso, en momentos o situaciones chuscas.

Reírnos de nosotras es posible y totalmente válido, incluso de nuestros errores y tropiezos, recuerda que nadie es perfecto y reírse no siempre implica burla de por medio, estamos de acuerdo en que cuando alguien se cae, inclusive nosotras, nos reímos. Temer al ridículo es ponernos barreras que parten de lo que los demás pueden pensar o percibir de nosotras y aunque la imagen que proyectamos al mundo es determinante para conseguir lo que deseamos, nada vale más que ser auténticas, que actuemos como realmente somos y no privarnos de una buena carcajada sea cual sea la circunstancia.

El primer paso para ser feliz es comprender que antes que nada somos seres humanos. Ya lo decía Milan Kundera en su novela publicada en 1988, La inmortalidad, que jamás llegaremos a comprender en su totalidad aquello que motiva irritación en los otros o simpatía por nosotros, y mucho menos qué engloba o si se puede generalizar lo que entendemos por hacer el ridículo, puesto que nuestro ser es uno de los más grandes misterios, tan grande como el propio universo.

Así que si te dicen que pareces loca porque te ríes quién sabe de qué, puede ser, pero al final, ¿quién no actúa con algo de locura todos los días? Y más aún, ¿qué entendemos como normal o sobre qué es “normal” reírse? Más allá de lo que la sociedad nos diga que es adecuada o no nuestra manera de actuar, e incluso sobre qué debemos reírnos en correspondencia con nuestra edad, pues esto se suele relacionar con la madurez de una persona, siempre hay límites entre lo público y lo privado, así que siempre podrás desplayarte en tu casa o con gente de confianza y reír sin control como una chiquilla.

Como ya se sabe, nuestra manera de ser dice mucho de nosotras, y no sé tú, pero al menos yo prefiero  que en lugar de que me tomen como muy cuadrada o hasta amargada por un carácter muy serio, me tengan como una persona que sabe disfrutar y aprovechar todo de la vida. Esta ha sido mi receta para ser feliz: sonreír siempre, reír sola o acompañada, pues lo que me interesa proyectar es mi esencia, la esencia de una mujer que toma lo mejor de lo que la vida le pone en frente, con la mejor actitud de todas y la sonrisa más grande, pues esta es la llave para abrir infinitas puertas…

¡Kip Happy!

firma pime

 
 

Publicaciones recientes

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar

¡Suscríbete!

 

¨Si te quieres enterar de las últimas noticias de nuestro blog, te invitamos a ser parte de la comunidad kipcool¨

×
kiptravelin-kipcoolkipliving-kipcool